La primera meta, la mas importante de todas las victorias.

Como bien dice el título de este post, la primera de las metas es la mas importante de las victorias, no me refiero a una victoria como es entendida habitualmente (llegar el primero en alguna carrera o evento) un victoria puede definir muchos conceptos y acciones, pero en mi caso, en nuestro caso, es vencer, ganar o doblegar al peor y mas maldito de los rivales, a nosotros mismos.

Hay momentos en la vida, puede ser antes o después, no tiene que ser un instante determinado, simplemente es un punto en la línea de tiempo de tu vida en el que se dan un cúmulo de circunstancias que te llevan a una procastinación absoluta que es muy difícil de superar, como si de un muro de varios metros se tratase, podríamos hacer un símil pensando en que esas circunstancias son ladrillos y que poco a poco vas colocando ladrillos sin darte cuenta, pero por dichos ladrillos solo tienen una única posición, un único orden predefinido para conformar una pared, hasta que un día decides levantarte del sofá y comenzar a caminar, resultando que al instante te topas con una muralla inexpugnable y por mas que lo intentas solo obtienes un dolor de cabeza fruto de los topetazos que has dado como si fueras un muflon peleando.

 

Pero lo mas importante de todo es no darse por vencido, nunca, jamás, el truco reside en intentar encontrar el punto débil de esa pared, olvidarte del total de la estructura y dedicarte a buscar esa zona en la que parece mas endeble y entonces, una vez que lo tengas localizado concentrar todas tus fuerzas en ese único punto, golpea fuerte, una y otra vez hasta que comience a ceder, puede que ceda muy poco al primer golpe, pero cede y solo con percibir que tu energía genere una leve posibilidad de superar dicha pared, comenzarás a ver la luz tras la tapia, descansa, coge fuerzas y arremete de nuevo hasta agujerearlo, el resto ya sabes como va, poco a poco quitando trozos a los lados del huevo hasta que puedas atravesar la barrera.

Esa y no otra ha de ser la primera de tus victorias, tu no sabes lo que hay detrás del muro (excepto salvajes y caminantes blancos claro), pero si sabes que tienes que superar ese muro, que esa es la primera meta que tienes que cruzar, esa es la mas importante de tus victorias, después todo se andará.

 

Entreada Dragon Challenge

Pues así me encuentro yo ahora mismo, haciendo el hueco poco a poco mas grande para poder cruzar y comenzar a caminar, no me agobia, se que lo cruzaré, ya lo he hecho otras veces, solo tengo que usar la mejor de las herramientas para destrozar esa pared, la motivación y pronto estaré grabando vídeos disfrutando como un niño, corriendo, saltando, pedaleando, escalando o simplemente contemplando el paisaje, pero lo cruzaré y no dudes una cosa, si necesitas ayuda para golpear el muro… cuenta conmigo, golpearé contigo con todas mis fuerzas.

 

Un saludo, nos vemos en los caminos.

 

 

Deja un comentario

*